Historia de la empresa

HSBC nació de una idea muy simple: un banco local que atendiera necesidades internacionales.

HSBC recibe su nombre de Hong Kong and Shanghai Banking Corporation Limited, compañía que se creó en 1865 para financiar el creciente comercio entre Europa, India y China.

La inspiración para la fundación del banco fue Thomas Sutherland, un escocés que, en ese entonces, trabajaba para Peninsular and Oriental Steam Navigation Company. Él se dio cuenta de que había una considerable demanda de servicios bancarios locales en Hong Kong y en la costa de China y ayudó a fundar el banco, que abrió sus puertas en Hong Kong en marzo de 1865 y en Shanghái un mes más tarde.

Poco después de su creación, la institución financiera comenzó a abrir sucursales para ampliar los servicios que podía ofrecer a los clientes. Desde el principio, financiar el comercio fue una de las principales fortalezas de sus negocios locales e internacionales, la cual ha sido reconocida a lo largo de su historia. A finales del siglo XIX, el banco era la principal institución financiera en Asia.

En el siglo XX, hubo desafíos y cambios que abarcaron desde conflictos internacionales hasta la Gran Depresión de la década de 1930. A finales del siglo, gracias al crecimiento, las adquisiciones y la diversificación, HSBC pasó de ser un importante banco regional a ser una de las organizaciones financieras líderes en el mundo.

En 1991, HSBC creó una nueva sociedad matriz, HSBC Holdings plc, y realizó una exitosa oferta para adquirir el total de Midland Bank en 1992. Como resultado, HSBC estableció su sede central en Londres.

HSBC anunció la adopción de una marca unificada en noviembre de 1998 y comenzó a utilizar las siglas HSBC y el símbolo hexagonal en todos los lugares donde operaba, con el fin de ser mejor reconocido por sus clientes, accionistas y empleados en todo el mundo.

La experiencia ha forjado el carácter de HSBC. El banco ha resistido todo tipo de cambios (revoluciones, crisis económicas y nuevas tecnologías) y se ha adaptado para permanecer. Esto le ha permitido enfrentar los retos del siglo XXI.

Encontrará más información sobre la historia de HSBC  en nuestro sitio web corporativo. Tenga en cuenta que solo está en inglés.

El Banco ha resistido todo tipo de cambios, revoluciones, crisis económicas y nuevas tecnologías, y se ha adaptado para permanecer

Grupo HSBC a través del tiempo


1865
 
2016

Puerto de Hong Kong, artista chino, principios de 1860

Personal en Fuzhou, China, 1887

Retrato de Thomas Jackson, alrededor del año 1890

Certificado de bono del ferrocarril chino, 1907

Personal en uniforme militar, Primera Guerra Mundial

Edificio de Hong Kong, 1965

Diario de Max Haymes, miembro del personal de HSBC, en el campo de prisioneros, 1943

Fábrica de ropa de Hong Kong, alrededor del año 1950

Billetes persas, inicios del siglo 20

Cajero automático del Reino Unido, alrededor del año 1970

Oficina de HSBC, Nueva York, 1999

León de HSBC, Londres, hoy en día

< >

La compañía Hongkong and Shanghai Banking Corporation Limited se creó en Hong Kong el 3 de marzo de 1865, y en Shanghái un mes más tarde. Fue el primer banco de propiedad local que operó de acuerdo con los principios bancarios escoceses.

En 1875, HSBC estaba presente en siete países de Asia, Europa y América del Norte. Financió la exportación del té y la seda de China, el algodón y el yute de la India, el azúcar de las Filipinas, y el arroz y la seda de Vietnam.

En 1900, después de un crecimiento sólido a cargo del Gerente Ejecutivo Thomas Jackson, HSBC se expandió a 16 países y financió el comercio en todo el mundo. Algunas de las características importantes del negocio del banco fueron la banca de inversión, el intercambio y los metales preciosos.

En los inicios del siglo XX, HSBC amplió el alcance de sus actividades en Asia. Se otorgaron préstamos a los gobiernos nacionales con el fin de financiar proyectos de modernización e infraestructura, tales como la construcción de ferrocarriles.

La Primera Guerra Mundial causó interrupciones y trastornos en muchos negocios. Sin embargo, en la década de 1920, Asia comenzó a prosperar de nuevo conforme se desarrollaban nuevas industrias y se disparaba el comercio de commodities como el caucho y el estaño.

La década de los treinta significó recesión y agitación en numerosos mercados. No obstante, HSBC pidió a los arquitectos Palmer y Turner que diseñaran una nueva oficina central en Hong Kong: “Constrúyanos el mejor banco del mundo”. El edificio vanguardista estilo art déco abrió en 1935.

El banco enfrentó uno de sus momentos más difíciles durante la Segunda Guerra Mundial. El personal en Asia mostró gran valentía frente a la adversidad. Muchos se convirtieron en prisioneros de guerra. Únicamente las sucursales en Londres, la India y los Estados Unidos se mantuvieron en pleno funcionamiento.

Al final de la guerra, HSBC desempeñó un rol clave en la reconstrucción de la economía de Hong Kong. Su apoyo ayudó a los fabricantes establecidos, así como a los recién llegados, a hacer crecer sus negocios.

Para la década de los setenta, el banco se había expandido a través de adquisiciones. En 1959 HSBC compró el Mercantile Bank y The British Bank of the Middle East. En 1972, se formó una división de banca comercial, lo que amplió su gama de servicios.

En la década de los ochenta, HSBC compra Marine Midland Bank en Estados Unidos. En 1992, el recién creado HSBC Holdings plc hizo una recomendación para adquirir el total de Midland Bank en Reino Unido. Tras la adquisición, HSBC trasladó su sede a Londres.

En 1998, el banco anunció que adoptaría una marca unificada y que utilizaría las siglas HSBC y el símbolo hexagonal en todos los lugares donde tuviera operaciones.

Conforme se desarrollan y prosperan nuevos mercados, HSBC continúa presente donde está el crecimiento, conectando a los clientes con las oportunidades. El banco permite que los negocios y las economías prosperen, además de ayudar a que la gente alcance sus sueños y esperanzas y cumpla sus ambiciones.